Un Mundo Nuevo

6 febrero 2008

Negro cual noche tu cabello
Negro tus ojos de azabache
Con un tono de voz precioso,
dulce e hipnotizante…

¿”Un tono de voz”?
¿Por qué no “una voz”?
Pero escribo sin dudar
escribo para expresar
mis secretos, mis ideas,
quizás incluso mis locuras…
Ya no quiero más silencio,
y expresarlo necesito…

“¡Te quiero!”, y estoy seguro.
Mas lo oculto por el miedo
de no saber si mutuo es.

Al anunciar mis sentimientos,
hablo de todo, a veces de nada
Cuestiono mi alrededor
incluyendome a mi,
también a ti.
¿Quienes somos al final?

Si te conozco más… aún fallan las palabras
Una vez leí, quizá aquí, tal vez allá
Que “La vida… se define por lo momentos
que te dejan sin alientos”
Será que al fin, ahora sí, ¿estoy viviendo?
Y aún si vivo sería por ti, y para ti
Viviré por ti, mi necesario motivo

Mas al verte, expresarme no consigo
Tiembla mi valor, y escapa mi voz.
Solo logro acompañarte…
¡Qué tortura no saber actuar!
¡Qué dolor no poderte hablar!
Y por eso escribo este poema.

Pensar en ti, es entristecer
pero es también sonreir
Tan solo tú, me conmueves
y a veces pienso me comprendes.

Tú, me animas a entender,
Que la vida no es un porque
tampoco un donde…

Es la vida un regalo,
es un viaje comenzado
sin permiso otorgado.
Es el viaje inesperado
sin consulta terminado
Es el viaje no notado,
solo a veces disfrutado.

Es la vida ese viaje maravilloso,
que deseo contigo compartir:
Quiero crear un mundo junto a ti.

Una Mueca o Señal… tal vez

28 enero 2008

Figura de misterio
rodeada de enigma
¿Quién eres? ¿Quién?

Mas solo responde tu sonrisa
y solo tu mirada fijamente.
Esa mueca o señal… no sé

Caminas por allá, y yo aquí
Sin mi corazón por ti hurtado
Solo el vacío de tu silencio
y una mueca o señal… no sé

No logro entenderte
Y esa mueca o señal, ¿qué es?
¿Qué me dices? No te entiendo

Tus abrazos, mi infusión
Tu mirada, mi energía
Y tu mueca o señal…
mi agonía

Tus manos tan preciosas,
suaves y delicadas,
sutiles y cuidadas.
pero tan determinadas.

Las siento entre las mías
asperas y duras,
fuertes pero torpes;
indudablemente indecisas.

¡No las soltaré jamás!…
Me distraigo y las pierdo
pero vuelvo a conseguirlas
¡Ahora, solo mías serán!

Y volteo a verte, a admirarte
Y de nuevo tu misterio
Esa mueca o señal… quizá

Ya no te conozco,
Y apenas te comprendo
¿Cuales son tus gestos?
¿Qué son tus abrazos?

¡Ni siquiera tu mirada!
Intensos tus negros ojos
Con esa fija mirada
me desarman y paralizan;
Cazador a su presa.

Y aparece tu sonrisa,
sútil tranquilidad
en el caos de este mundo
una esperanza y mi fé.

Mas tus manos me traicionan,
se escapan y me abandonan,
cual renuentes prisioneras.

Y aparece mi perdición,
mi castigo y maldición,
Esa mueca o señal de fin…
y te marchas sin adiós.

Querida figura de misterio
rodeada de enigma y de silencio
Y esa mueca o señal… confusa
¡Quisiera hoy poder entenderte!

Angustia y Timidez

16 enero 2008

Si estar contigo es mi diaria alegría
Si tu sonrisa oculta mis problemas
Si solo tu compañia me satisface…

¿Por qué dudo en hablar contigo?
¿Por qué solo contigo me cohibo?
Quisiera poder expresarte mis sentimientos
Mas solo puedo expresarme escribiendo,
es una tortura, una agonía constante…

¿Que clase de persona puede ser,
aquella quien cara a cara calla,
pero tiene tanto que decir?

¿Quien dura tanto en sufrimiento,
al fingir su bienestar
pero gritando en silencio?

¡Cruel timidez que me persigues!
Como lucha mi corazón para ser libre,
pero el reloj avanza y no consigo
libertad, mas largo encierro.

Y creo en ti, mi esperanza…
Mi luz, mi guia y salvación quizá
Pero no te hablo…
Tampoco me hablas tú.

Y no se que hacer con tu mirada.
Y no se que hacer con esos gestos.
Quiero pedirte en demasía…
mas no se que puedo ofrecerte.

Y me carcome tu silencio de misterio
Atrapanme tus manos y vulneran mis barreras
Paralizame tu mirada…
presa fácil que no quieres.

Voy hacia tu encuentro,
tambíen tu vienes a mi.
Y quiero besarte y abrazarte,
y decirte que te amo…

Pero llegas a mi y te detienes.
Te pones a mi lado solamente.
Y yo a tu lado en silencio grito:
“¡Te amo, te quiero, te deseo!”
Mas solo te sonrio y acompaño.

¡Maldita timidez que me persigues!
¡Idiota razonar que me tormentas!
¿No es mejor pedir perdón que permiso?
¿No dice el dicho: “mejor es atrapar locos
en lugar de empujar bobos”?

En impetú hice una jugada…
quizá oportuna, espero no errada.
Aposté mi corazón…
ahora en pausa anhelante
espero un resultado.

Darle tiempo al tiempo,
es lo único que queda.
Y terminar está angustia incesante,
esta timidez debilitante.

Tiempo en duda

9 enero 2008

Tiempo que transcurres
a menudo implacable,
siempre inalcanzable.

Muy temprano a trabajar
tarde llega por la noche
¿Donde queda la tranquilidad?
¿Cuando los momentos de ocio?

Si tarde llega y temprano duerme,
(¿estará ya envejeciendo?)
¿A Donde los escapes han huido?

Quiere tanto hacer ahora,
pero falta tiempo, sí, tiempo…
¿O sera él, el falto de un esquema?
Quiza deba organizarse…
Pero el ocio, ¿también ahora en orden?

¿Como la espontaneidad?
¿Cuando la locura?
¿Donde las aventuras?

(Tiempo inalcanzable,
metas interminables)

El manto de la noche le señala,
indicale el momento,
empujale al relajo,
pero hace caso omiso,
y quejóse del tiempo

(Tiempo inalcanzable,
metas en crescendo)

Responsabilidades lo persiguen,
unas suyas, otras asumidas…
solo quiere todas olvidarlas.

Vacaciones no lo placen.
Pocas vias recorridas,
solo cansacio a su regreso.

(Tiempo inalcanzable,
vida en zozobra)

¿Quién llama a esto vida?
Cada vez menos humanos,
cada vez más eficientes,
automáticos por sociedad.

¿Donde está la inspiración?
¿Donde el arte se escondió?
Ya no nota los detalles
y apenas los grandes rasgos…

(Tiempo inalcanzable,
arte interminable)

Espera él por una calma,
(y lo entiendo con tristeza)
que no llega o llegará
Pues es él quien debe hallarla
en su vida cotidiana.

Sabe él lo que le espera,
Y frustado asume cada reto,
cada mañana ve su oportunidad…
y cada noche la ha dejado ir.

(Tiempo inalcanzable,
!Oh cruel tiempo implacable!)

Silencios y Sonidos

3 enero 2008

¿Por qué el silencio evadir?
¿Que injusticia cometió?
Pocos rehuyen el vivir
más quisieran disfrutarlo.

Algunos fallan y algunos desisten
y hay algunos aún que desconocen
Mas sin pensar, escapan y se escoden
del silencio, otrora cotidiano.

El silencio, ¿tán trágico será?
Un momento a solas, necesitamos
Un momento de descanso
Un momento de repaso

Para organizar
nuestras ideas
nuestras metas
nuestras vidas

Si estoy callado, ¿no vivo también?
¿Es el volumen medida de vida?
¡Que ridiculez, que absurdo sería!
¿Acaso es también por tiempo medida?

No, no en volumen se mide
Tampoco en tiempo se mide
La vida es cada momento
es cada respiro nuestro
es cada paso andado
es el amor descuidado
y quien nos ha olvidado

¡Que monotonía, la vida fuese
si solo disonancia existiese!
Disfrutemos la reflexión causada
Celebremos la guía del silencio

Mas no lo es el silencio todo
¡Una pesadilla sería
ir sin sonido por la vida!

No oir el ave cantar al alba
no oir la risa de un amigo
ni el “te amo” de quien amas

Trizteza o alegría
Soledad o compañía
O silencios y sonidos
Todo explica quienes somos
Todo es parte del regalo,
¡Del regalo que es vivir!

La Lírica de un Cursor

26 diciembre 2007

El cursor titila frente a mi.
Su tranquilidad se burla de mi,
de mi vacilación para escribir.

!Ya verá! Escribiré y escribiré,
hasta terminar cansado, agotado,
tal vez hasta acostado.
¡Pagará! Tanto así escribiré…

Pero no importa mi expresión,
ni tampoco mi inspiración,
ni siquiera mi frustración.

Sigue el cursor en su implacable
e incesante titilar.
Amenazo con removerlo, con no verlo más.
!Juro no escribir más! Ni una palabra.
Y lo hago… no escribo por años.

Pero siento esa atracción, ese deseo.
La palabra arde en mi interior…
¡Y no puedo ya esconderla!

Si, he descubierto una pasión,
un deseo anhelante,
una adicción incontenible.

¡Soy adicto a la lírica!
¡Soy un escritor emocional!
Quiero probar suerte en el drama,
también en la épica…
Quiero escribir sin estar presente,
quiero escribir sobre otros…

Pero cada vez que escribo,
cada cosa que pienso,
cada pieza que leo,
forma la lírica y pierdo…

Se que perdí mi batalla.
(quizá nunca luché)
Cada vez que el cursor titila
frente a mi, siento lo mismo.
Lo veo ahí, tranquilo, relajado.
Lo veo y lo humanizo…

Y bien sé que es y que no es,
Lo veo a veces como amigo,
a veces mi enemigo.
Ineludible, inexplicable…
compañero de aventuras.
¡Mi escape! ¡Mi addición!

Adios a un amor

17 diciembre 2007

Sin ti, solo, tan solo me encuentro.
Desearía una vez más poder verte
Y decirte cuanto te extraño, pues
Mi amor, sin ti es incoherente.

Al cielo volteo, y veo tu rostro.
Esos ojos castaños, tan dulces, tan cariñosos,
Los admiro y ante Dios me postro;
Le pido, una vez más, ver tus ojos preciosos.

Tu cabello, al compás del viento baila,
Sube, baja, y al final me hipnotiza.
Su bello esplendor el sol me regala
Y lo admiro con mucha esperanza.

Al fin tu sonrisa, perfecta y anhelante,
Buscando alegrar a aquel que la vea
Y entienda su belleza, su importancia.

Camino, sin pensar, sin rumbo, hacia adelante,
Esperando un futuro donde amar no sea
Una amarga e interminable ansia.

La realidad, cruel me envuelve;
Y hacia el firmamento me hace mirar
¡Cuán dolorosa es la nostalgia que vuelve!
Al saber que sin ti, ahora, debo andar.

Viajo, leo, estudio, escribo; todo en vano,
Todo inútil. Mis recuerdos no quieren ceder
Mis pensamientos, razones, buscan en vano,
Nada explica como este amor puedo tener.

Pienso en ti, en nuestro amor. ¡Debo olvidarte!
¿Pero como empiezo? ¿Quién puede ayudarme?
Sumergido en tristeza, quiero abrazarte, quiero
amarte.
Todo es en vano, debo alejarme.

¡Bienvenidos!

16 diciembre 2007

Español, lengua expresiva por naturaleza, sútil pero emotiva. Fácil de aprender, dificil de dominar. Este blog está dedicado a mostrar distintos experimentos en esta lengua, a través de poemas o cuentos, de aquellos quienes quieran contribuir.

J. Giménez

« Página anterior